La Leyenda de Loreley

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

An Der Loreley, Alemania

Abril, 2011

En el trayecto entre Maguncia y Coblenza por la vía fluvial, el río Rhin hace una cerrada curva entre Oberwesel y Sankt Goar, que tiene un gran saliente de roca de unos 120 m de altura. En ese tramo del río, dicen que se accidentaban los barcos que por ahí pasaban. El motivo era, que los capitanes se deslumbraban al ver una chica muy linda, que casi sin ropas, se peinaba su larga cabellera.

Cuenta una leyenda, que en esa zona vivía un bella joven llamada Loreley y que al ser traicionada por el hombre que ella amaba, se largó desde el acantilado. Antes de arrojarse, miró por última vez con sus ojos llenos de lágrimas el castillo de su amado, que estaba situado justo al otro lado del río. Cuentan, que dijo susurrando, “ya que nadie supo apreciar mis lágrimas, muchas otras lágrimas serian vertidas después”.

Independientemente de las leyendas, ese es un hermoso trayecto, en el que uno se encuentra con bellisimos castillos, muchos de la época medieval, algunos de los cuales, con leyendas tan fascinantes como la de Loreley.

Lazos, Escultura “Berlín” de la calle Twuentzienstrasse

Berlín, Alemania

Mayo, 1993

En el paseo central de la calle Twuentzienstrasse, se encuentra la hermosa  escultura “Berlín”, realizada por los escultores Matschinsky y Denninghoff en 1988, para conmemorar el 750 aniversario de la ciudad.  Representa la unión de las dos partes de la ciudad, entonces dividida por el célebre muro que se construyó en 1961 y que fue derribado en 1989. Al fondo, la semidestruída iglesia Gedachtniskirche, recuerda los días terribles que pasó la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial.