Delos, la isla donde se prohibió nacer o morir.

Isla de Delos, Grecia

Agosto, 1997

Esbeltos leones de mármol blanco custodian el camino al Templo de Leto en Delos, una de las tantas islas apasionantes, por su rica historia y variedad de leyendas, que pueblan el Mediterráneo oriental. Dice la leyenda, que Delos flotaba sin base firme hasta que Poseidón, dios del mar, construyó cuatro columnas de diamantes, para fijarla al fondo del mediterráneo.  De sólo 5 km de largo y 1.3 km de ancho, esta isla fue declarada en el 426 a. de C. por los atenienses, una isla en la que se prohibía nacer o morir.  Se buscaba con ello purificarla, ya que en ella nacieron los dioses Apolo y Artemisa.  Con un poco de esfuerzo uno puede imaginarse la vida en esta isla donde las parturientas tenían que salir a toda prisa a dar a luz a las islas vecinas y a los moribundos había que trasladarlos urgentemente a islas vecinas, para que pudieran morir.

Muy cerca de Delos está la isla de Mikonos, la más popular y cosmopolita de todas las islas griegas, con paisajes bellísimos y numerosas playas de arenas doradas y cristalinas aguas. La isla de Santorini es lo que resta de un volcán extinguido, que hizo erupción en la edad de bronce y cuya concavidad,  ocupada hoy por una laguna, se puede ver claramente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s